domingo, 16 de diciembre de 2007

Informacion Sobre el Fuego

¿Qué es el fuego?

Uno de los elementos fundamentales para nuestra vida es el Oxígeno, de hecho el aire que respiramos se compone de aproximadamente un 21 % de este elemento. Sin embargo, no sólo nos permite respirar sino que participa en una serie de otras condiciones de la vida diaria, por ejemplo, si se deja un trozo de fierro a la intemperie se observará que después de un tiempo cambia de color y pierde sus características originales, es decir se oxida. Esto significa que el oxígeno del aire se está combinando con el fierro formando óxido de fierro. Situación similar ocurre al combinarse el oxígeno con materiales que arden (llamados combustibles). Esta oxidación violenta es lo que se define como combustión y que normalmente se denomina fuego.

Del análisis anterior podemos deducir que, para que el fuego exista es necesario que estén presentes tres elementos: Oxígeno suficiente, material combustible y una fuente de calor (para que se inicie la combustión).

Esto es lo que se denomina el triángulo del fuego, es decir si alguno de estos tres elementos no está presente (o no se encuentra en la cantidad necesaria), no es posible que se produzca la oxidación violenta del material combustible, por lo tanto no existirá fuego.


No obstante lo anterior, existe un cuarto elemento que se debe considerar y es la llamada Reacción en Cadena. Cuando el fuego es suficientemente intenso, se generan llamas y se libera mucho calor. Esto facilita que el oxígeno y combustible se combinen, con lo cual hay nuevas llamas y más calor, volviéndose a facilitar la combinación una y otra vez, repitiéndose este ciclo hasta agotarse el oxígeno o el combustible, o que algo externo interrumpa este circuito.

Características de los combustibles

Uno de los elementos importantes que inciden en la generación de fuego es el material combustible, ya que no todos presentan la misma facilidad para combinarse con el oxígeno y por lo que algunos serán más «resistentes» al fenómeno de la combustión

Para que se inicie la combustión es necesario que el material combustible se encuentre en forma de gas o vapor, ya que son éstos los que arden.


Por ejemplo, la bencina (que se utiliza en automóviles) no se inflama directamente, los que se inflaman son los vapores de la bencina.
La diferencia entre este tipo de combustible y otros (como la madera por ejemplo), es que se vaporiza a temperatura ambiente y por lo tanto, siempre están presentes los gases o vapores que se inflaman.

En el caso de la madera o el papel es necesario que estos se calienten lo suficiente, para que comiencen a generar vapores, los que posteriormente se inflaman. En el caso de los gases combustibles, éstos tendrán una mayor facilidad para iniciar la combustión, ya que no es necesario que se realice la fase de vaporización a la que necesariamente deben someterse combustibles sólidos y líquidos.

Podemos identificar las principales características de los combustibles:

Temperatura de Ignición e Inflamación

Son las temperaturas a las cuales un combustible se gasifica e inflama.

Temperatura de Inflamación:

Temperatura mínima a la cual el material se gasifica, es decir comienza a emitir vapores que pueden inflamarse ante una fuente de calor, este parámetro presenta especial importancia en combustibles líquidos.


Temperatura de Inflamación para diversos combustibles líquidos

Combustible Temperatura de Inflamación

Alcohol 13ºC
Gasolina -38ºC
Petróleo Combustible nº5 52ºC
Petróleo Diesel 50ºC


Temperatura de ignición:

Temperatura mínima a la que debe ser calentado un material en el aire, para que en ella se pueda iniciar y mantener una combustión independiente de la fuente de calor. Este parámetro también se conoce como temperatura de autoignición.

Temperatura de Ignición para diversos combustibles

Estado Combustible Temperatura de Inflamación

Sólido Papel 230ºC
Algodón 266ºC
Líquido Alcohol 365ºC
Gasolina 456ºC
Petróleo Combustible nº5 407ºC
Gas Monóxido de Carbono 609ºC
Acetileno 300ºC
Gas Natural 540ºC
Gas licuado del petróleo 405ºC


Rango de Inflamabilidad

En el caso de los gases combustibles, además de la temperatura de ignición, deben considerarse los límites de inflamabilidad, es decir, en que proporción se encuentra mezclado el gas combustible con el oxígeno del ambiente, para que pueda inflamarse. Esta proporción se determina por una cantidad mínima, llamada límite inferior, y una cantidad máxima, límite superior de inflamabilidad.
Si la cantidad de gas combustible en el aire es, inferior al menor valor de esta proporción, el gas no se inflamará; lo mismo ocurre si se supera el valor máximo de la proporción.


Límite de Inflamabilidad para diversos gases combustibles

Combustible Límite Inferior Límite Superior

Gas Natural 5% 15.4%
Gas licuado del petróleo 1.8% 9.5%
Gases de Alcohol 1.9% 3.3%
Gases de Gasolina 1.4% 7.4%

Densidad relativa

La densidad relativa es la relación que existe entre la densidad de un gas y la densidad del aire, si ésta presenta un valor superior a 1 indicará que el gas es más pesado que el aire y por lo tanto, se acumulará en los niveles bajos de las habitaciones.

Por el contrario si un gas presenta una densidad relativa inferior a 1, éste tenderá a desplazarse hacia niveles altos de las habitaciones o a disiparse en la atmósfera rápidamente.

Densidad relativa para diversos gases combustibles

Combustible Densidad relativa

Gas Natural 0.6

Gas licuado del petróleo 2.0

Gases de Alcohol 1.6

Gases de Gasolina 3-4


¿Cómo se propaga el fuego?

Una de las características que posee el fuego es que se propaga, es decir se puede transmitir desde un lugar a otro. Existen tres formas para que el fuego se propague:

Transmisión por conducción

Se produce cuando un objeto está en contacto directo con otro. El calor del objeto más caliente pasa hacia el más frío. Por ejemplo, si en un recinto hay cajas con diversos materiales y entran en contacto con una fuente de calor, como un cigarrillo encendido, puede producirse un fuego que se transmitirá desde una caja a otra por conducción.

Transmisión por radiación

El calor se transmite en forma de ondas electromagnéticas a través del aire, por lo que no es necesario que un elemento combustible sea tocado por el fuego o fuente de calor para que se inflame. Esto es similar a lo que una persona siente al colocarse junto a una estufa, donde no es necesario tocarla para entrar en calor.

Transmisión por convección

Cuando un fluido se calienta tiende a moverse hacia arriba, ésto significa que el calor producido en un punto se transmitirá a través de este fluido en movimiento, hacia otro lugar. Esto normalmente se aprecia al calentar agua, donde las moléculas inferiores más calientes y menos densas, se desplazan a la parte superior del recipiente desplazando a las superiores más frías hacia el fondo de éste. En este caso, las moléculas actúan en conjunto con el fluido que se desplaza, generandose la transmisión por conducción.


Tipos de Fuego

En nuestro país, el Instituto Nacional de Normalización ha preparado una norma NCh Nº934, que clasifica los fuegos en cuatro clases. Esto con el objeto de orientar a quienes trabajan en la materia, en como determinar los métodos de extinción y definir las medidas de seguridad que deben adoptarse en caso de un siniestro.

Fuegos Clase A

Los fuegos clase A son aquellos que se producen en materias combustibles comunes sólidas como madera, papeles, cartones, textiles, plásticos, etc. Cuando estos materiales se queman dejan residuos en forma de brazas o cenizas.

lSe representa por medio de un símbolo que usa la letra A de color blanco, sobre un triángulo de fondo verde.

Fuegos Clase B

Los fuegos clase B son los que se producen en líquidos combustibles inflamables, como petróleo, bencina, parafina, pinturas, etc. Estos fuegos a diferencia del tipo anterior no dejan residuos al quemarse.

Su símbolo es una letra B en color blanco sobre un cuadrado en fondo rojo.

Fuegos Clase C

Esta clase de fuego identifica a aquellos en que el elemento combustible presenta carga eléctrica, es decir se encuentra energizado, por ejemplo un tablero eléctrico.

Su símbolo es la letra C en color blanco sobre un círculo con fondo azul.

Fuegos Clase D

Los fuegos clase D son los que se producen en polvos o virutas de aleaciones de metales livianos como aluminio, magnesio, etc.

Su símbolo es una letra D de color blanco sobre una estrella de color amarill

Nueva Clasificacion


















¿Qué es un incendio?

El fuego es un elemento que desde épocas remotas presenta una serie de aplicaciones útiles para la vida del hombre, por lo que en sí no se podría considerar como un elemento agresivo o dañino, en la medida que tengamos control sobre él y los elementos que lo rodean.

Sin embargo, ante la ocurrencia de un accidente y por las características que presenta el fenómeno de la combustión, puede perderse el control sobre el fuego generándose un incendio.




¿Cómo se origina un incendio?

Un incendio es un tipo de accidente, que como tal, necesariamente se origina debido a múltiples causas, sólo el reconocimiento de cada una de ellas permitirá identificar la verdadera razón por la cual se produce este tipo de siniestros.

Sin lugar a dudas, estas causas deben ser analizadas por aquellas personas responsables de la administración de un área o elemento capaz de generar fuego y por ende un incendio. En este análisis se deben incorporar los riesgos que se generan en la tarea, sin olvidar de analizar las condiciones del recurso humano que en esta participa. Evaluar la capacitación, las aptitudes de las personas para realizar las funciones asignadas, así como la motivación del grupo humano, son la mejor forma de evitar la ocurrencia de incendios.